Comunicar el color de manera sencilla y práctica

Uno de los problemas más recurrentes que sufre la comunicación entre el diseño y la impresión, dos mundos que viven próximos, pero no siempre en amistad, es la manera de comunicar colores determinados.

De una forma cómoda, en el sector gráfico hemos ido tomando atajos. Se recurre al catálogo de colores Pantone para comunicar de una forma rápida a la sala de impresión un color determinado. Si los valores son en CMYK, el problema no es tan perentorio, pero pueden surgir si se buscan colores propios en separación.

Catálogo de color Pantone
Catálogo de colores Pantone.

Sin embargo, Pantone, que actualmente pertenece a X-Rite, no supone un estándar gráfico. De hecho, es una empresa privada que busca su beneficio y debido a eso no le interesa cumplir los estándares gráficos ya que, según los vaya acatando, irá perdiendo interés para el mundo gráfico. De hecho, su omnipresencia se ha ido diluyendo según avanza el diseño digital con destino a comunicación online.

Reemplazar periódicamente los catálogos impresos Pantone, que se van degradando con el tiempo, es muy recomendable. Su deterioro supone importantes defectos de comunicación de los colores. Lo que puede evaluar un diseñador con un catálogo reciente y un impresor con otro impreso con más de cinco o seis años, muy usado en la sala de impresión, suele suponer un importante desvío del objetivo.

Colorímetro triestímulo
Colorímetro triestímulo para anotar colores.

Bueno, la solución ya está en el mercado y corresponde a los instrumentos de medición de color. Con ellos puedes capturar cualquier color y enviar los valores CIELAB o RGB a la sala de impresión. Sin embargo, su alto coste y curva de aprendizaje los hacía un tanto problemáticos de incorporar al trabajo diario de diseñadores y artistas en flujos trabajo no sujetos a controles altos de calidad.

Bueno, pues, eso ha cambiado. Los últimos tres años están llegando al mercado gráfico una serie de instrumentos, en este caso colorímetros triestímulo, con unas características adecuadas para el trabajo diario.

Colorímetro
Colorímetro con su pastilla de calibración cerámica.

Los nuevos colorímetros de gama económica pueden medir con dos iluminantes, D50 o D65, en campo de 10º. Son similares a un ojo humano, al filtrar la luz con tres elementos RGB. La desviación dE con los instrumentos que he probado yo superan a la de un espectrofotómetro de gama profesional, como el i1 Pro2, por lo tanto no sirven para el control en procesos industriales. Pero en pruebas recurrentes no excede en más de 1,2 dE. Eso es imperceptible al ojo humano. Y hay que tener en cuenta que muchas veces las variaciones son debidas al fondo incluido tras el pliego de medición o una superficie irregular. En general, se obtienen mediciones con un dE de diferencia de 0,5-0,8 dE de media comparadas con un aparato profesional, lo cual para aparatos de menos de 100 € es un gran logro.

Pantalla de medición de colorímetro
Pantalla de medición de colorímetro

Normalmente se conectan a través del bluetooth al móvil. Así que es a través de la pantalla de este donde obtienes los resultados. De forma opcional, puedes contar con librerías Pantone, mi colorímetro cuenta con la C y la U, con lo cual puedes comunicar de forma rápida un valor de este tipo. Aunque la forma más interesante de trabajar es pasar directamente los valores LAB. También puedes comparar colores mediante QC Detection y obtener los valores dE entre dos colores determinados.

Estos colorímetros de «bolsillo» han llegado a ocupar un hueco en la parte baja de la comunicación de color. Obviamente, no puedes pensar que puedes dejar tu X-Rite eXact en la caja y usar este aparato, porque a fin de cuentas juegan en diferentes ligas. Pero para comunicar el color de una forma visual, muy similar a como ve el ojo humano (son colorímetros con tres filtros RGB) son perfectamente válidos en entornos de diseño o artísticos. La alternativa es usar pantoneras manoseadas con un exclusivo juicio visual, así que no existe una diferencia significativa.

En el mercado existen varias marcas: NIX, el Cube, X-Rite Capsure, Datacolor ColorReader Pro, etc. Variedad para todos los gustos.

Iván Rodríguez Cortés

Técnico superior en artes gráficas.